Cuentos para hablar de la timidez

Esta semana te traigo una selección de cuentos infantiles para trabajar la timidez y el miedo con los más pequeños.

La timidez es un mecanismo de defensa frente a lo desconocido y puede trabajarse dando al niño/a diferentes estrategias para afrontar las situaciones que le causan timidez. Los cuentos pueden ser un buen elemento con los que empezar a trabajar porque en la mayoría de los casos los niñ@s se sienten identificados.

«Tímida», Deborah Freedman, ed. Bruño (+3 años): La protagonista de esta historia es una jirafa muy tímida que siempre está refugiada entre libros. Un día ve un pájaro magnífico con un canto maravilloso y no puede resistir la tentación de seguirlo. Ahí empieza su primer día fuera de casa.



«Mimí tomatito», Laure Montloubou, ed. Cubilete (+3 años): Mimí, es una pequeña que era tan tímida que casi no hablaba y que todos llamaban Tomatito pues solo oír su nombre se ponía colorada. Gracias a su profesora logrará vencer su timidez y su miedo escénico.



«Carlota no dice ni pío», José Carlos Andrés y Emilio Urberuaga, ed. Nube Ocho (+3 años): Carlota no habla porque no le hace falta. Todo el mundo la entiende tan solo con sus gestos y miradas. Hasta que un día, persiguiendo a su amigo Tom el ratón, entra en la despensa y la puerta se cierra de golpe. La niña se queda encerrada. ¿Qué hará Carlota?

«Cuando soy tímido. Cómo superar la timidez», J.S. Jacksin y R. W. Alley, ed. San Pablo (+7 años): este libro (no es exactamente un cuento con una historia) enseña a los pequeños habilidades para sentirse más cómodos en nuevas situaciones sociales a medida que vayan surgiendo. Incluye múltiples consejos para que el niño o niña sea menos reservado y frases que recuerdan al adulto cómo alimentar las cualidades que su hijo posee.

«Tengo un dragón en la tripa», Beatriz Berrocal, ed. Everest (+6-7 años): este libro es fantástico para niños (y no tan niños) con miedo escénico, pánico a hacer el ridículo o que se angustian si deben hablar en público. Y es que todos tenemos dragones (miedos) en la tripa, pero también lo necesario para vencerlos.

«¿Por qué enrojecemos como tomates?», Carmen Gil y Ana Campos, ed. Parramón (+7 años): la protagonista de esta historia debe hacer una presentación delante de la clase y de repente toda su valentía se va y se pone roja hasta las orejas y tiembla como una hoja. Una colección que a partir de pequeñas historias cotidianas da respuestas reales.

«Las palabras mágicas de Wanda», Lucy Rowland y Paula Bowles, ed. Edelvives (+3-4 años): la pequeña bruja Wanda es muy tímida, tan tímida que casi nunca habla. Por eso no tiene muchos amigos en el colegio. Pero un día llega una nueva alumna y Wanda descubre que no es necesario hablar mucho para forjar una bonita amistad. Un relato tierno y muy respetuoso que nos habla de la superación de los miedos, de la amistad y de ser uno mismo/a.

Nosotros tenemos dos de ellos y si que es verdad, que aunque no son los primeros que cogen para leer, siempre nos vienen bien para explicar algunas sensaciones que siente mi mayor.
Y tus hij@s, ¿también muestras actitudes tímidas como los protagonistas de estos libros? Te leo en los comentarios.,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *