La barriga y los kg influyen en el peso de los bebés. REALIDAD O MITO.

¿El tamaño de la barriga y los kg influyen en el peso de los bebés?

Cuantos comentarios tenemos que soportar durante todo embarazo sobre nuestra barriga? «Que poquita barriga tienes», «donde lo tienes porque no tienes nada de barriga»o «madre mía, que barriga, ya debes salir de cuentas» cuando a lo mejor aún te quedan 3 meses. «Uff, no te has cuidado nada, has engordado muchísimo», a veces hasta lo dicen muy sutilmente, «tienes la cara mucho más redonda»…y como estos un montón de ellos más. Pero bueno…tapones en los oídos…y adelante.

Respondiendo al titular de este post, esta afirmación es claramente un mito, y de los grandes.

Cambiemos la frase y gravémosla a fuego: «El tamaño de la barriga y los kilos que engordamos durante el embarazo NO influyen en el peso del bebé.

Una mamá que haya engordado 10 kg y tenga muy poquita barriga puede tener a un bebe de 3000 grs y otra mamá que haya engordado 20 kg dar a luz a un bebé de mucho menos peso. Y lo mismo con la barriga. Tener poquita barriga no significa que nuestro bebé vaya a ser más chiquitito.

[Yo por ejemplo, que soy de constitución delgada -muy delgada- en mi primer embarazo engorde unos 13 kg y mi bebe peso 3500 grs, y en este segundo embarazo, que incluso adelgacé los primeros meses debido a la repulsión por la comida, mi bebé está por encima del peso medio, para que os hagáis una idea.]

Recordad que el feto empieza a coger realmente peso en el último trimestre de gestación, así que lo mismo dá que si vuestro bebé pesa 200 grs arriba o abajo para la determinación de vuestro peso.

¿Que es lo que sí influye entonces?

Pues el líquido amniótico, el tamaño de la placenta, el tamaño del útero, la posición del bebé, nuestras características físicas y forma física antes del embarazo, si debemos guardar reposo o no, si se trata de un embarazo múltiple… cosas de sentido común (estas dos palabras que nunca me canso de repetir)

Así que si eres de esas mamás que tiene que escuchar que debería comer mucho más para tener más barriga o comer mucho menos porque le va costar más dar a luz… ya lo sabes… oídos sordos y cada loco con su tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *