Los mejores baberos, palabra de mamá.

El babero es una prenda indispensable en cualquier casa con niños. Les acompaña desde el minuto uno y durante todas las etapas de crecimiento. Evita que el niño/a se manche si regurgita durante la lactancia, les protege de la humedad y le mantiene seco durante la dentición. Ayuda a no mancharse tanto en los momentos de las comidas.

Si de algo me he dado cuenta en estos años de crianza es que cada situación necesita un tipo de babero diferente. Por eso, bajo mi punto de vista y experiencia, he confeccionado esta lista de los que para mi son los mejores baberos.

PARA LAS COMIDAS

  • Babero BabyBjörn

Babero blando de plástico con bolsillo para recoger la papilla o comida que se cae. Se puede lavar a mano o en el lavavajillas. Aunque es a partir de 4 meses, quizás sea un poco grande para bebés tan pequeños. Lo mejor de este babero es el cuello ajustable para seguir usándolo a medida que crece el bebé.

  • Babero Twistshake

Fabricado en plástico suave y agradable. Lleva también un profundo recipiente o bolsillo para recoger la comida que no llega a la boca del niño. Como está hecho de un material duradero, el babero no se deforma y evita el derrame de la comida. El cuello es ajustable, lo que permite adaptarlo a las necesidades de tu hijo/a. Tiene un tamaño adecuado que impide que se atasque debajo de la mesa.

  • Baberos Keababies

Pongo estos a modo de ejemplo pero hay multitud de marcas. A lo que me refiero es a los baberos que están hechos de silicona 100% apta para la alimentación lo que implica que aparte de ser súper suaves, no tienes que preocupar por si los peques se mojan o se manchan mientras disfrutan descubriendo los alimentos porque son impermeables y resistentes a las manchas. 100% seguros para que su bebé coma y muerda.

  • Kladd Randig de Ikea

La gran mayoría ya los conocemos. Son los típicos baberos color naranja y verde de ikea. Son los que nosotros utilizamos día a día para comer. Delgados, totalmente flexibles y super fáciles de lavar. Incluso se pueden meter en la lavadora. El cierre, aunque es de velcro, sigue intacto con el paso del tiempo. Se doblan con total facilidad y puedes llevarlos en el bolso cuando vas a comer fuera de casa. No se deterioran. Estos baberos van con nosotros en cada viaje o en cada salida que hacemos, son perfectos.

  • Baberos con mangas

Sin nombrar ninguna marca en concreto porque hay una infinidad, son impermeables, nunca llegan a mancharse la ropa y son muy fáciles de limpiar. Cubren toda la manga y se atan por detrás del cuello. Estos baberos chubasqueros son muy útiles para que los pekes experimenten con la comida. (También se pueden utilizar cuando van a hacer alguna actividad como la pintura).

PARA LAS BABAS

  • Baberos Pop In de Close Parent

Están especialmente diseñados para su uso desde recién nacidos. Dispone de varias medidas para el cierre con corchetes de manera que se puede ajustar la tela del babero al cuello del niño según su talla o edad. Lleva un añadido de tela suave y flexible para evitar rozaduras en el cuello. Son muy resistente a la humedad, con lo que no tendrás que preocuparte de si pasa a la ropa y además es muy fácil de limpiar y lavar. Son reversibles, por un lado tienen una capa estampada de material impermeable y por otra llevan microfibra que absorve las gotitas de baba que pudiesen traspasar para mantener seco el pecho del bebe. En caso de que derramásemos algo de comida o leche, con una simple toallita puede limpiarse. Disponible en farios formatos: en pico tipo bandana, redondeado, cuadrado con bolsillo recogealimentos y con mangas tipo chuvasquero.

  • Baberos Tiny Twinkle

Los hay redondeados, en pico tipo bandana o con mangas. Lo especial de estos baberos, aparte de los preciosos que son, es su material (tipo muselina). Tienen un tacto casi sedoso. Esta suavidad se debe al tejido con el que están fabricados: el Kaffle, un algodón muy especial de origen coreano. El Kaffle proporciona ligereza, absorción y transpirabilidad a estos baberos. Disponen de una capa impermeable interior que no se aprecia visualmente. Se pueden lavar a máquina sin problema. Estos baberos son de talla única y aunque los he posicionado como «quitababas» son perfectos también para lactancia y alimentación complementaria.

  • Baberos Lovjoy

Su parte frontal es de algodón 100 %, y la parte trasera, de forro polar, Estos tejidos los hacen muy absorbentes y resistentes. La capa de forro polar evita que la humedad llegue hasta la ropa o el pecho del bebé, manteniéndolo seco. Se pueden lavar en la lavadora.

 

PARA LA LACTANCIA

  • Baberos Broadfashion

Aunque nosotros durante los primeros meses utilizamos más las muselinas que los baberos a la hora de la lactancia, puedo recomendaros este babero de algodón e impermeable. El cuello es de tamaño pequeño pensado para recién nacidos y el cierre es con velcro (a veces se despega).

  • Baberos Tommee Tippee

Baberos con el cuello muy blando y super absorvente. Ideales para la lactancia. Cierre con velcro. Doble capa de tejido rizo, tipo toalla.

  • Babero de hombro Tiny Twinkle

Las caracteristicas son las mismas que te he hablado anteriormente. La única diferencia es su forma peculiar. Genial para proteger la ropa de las regurgitaciones de nuestro bebé.

Ahora podemos darnos cuenta de lo mucho que han evolucionando los baberos. Debemos encontrar el babero que mejor se adapte a cada niño según su forma, suavidad, tamaño, cierre… Y también el que mejor se adapte a los padres en cuanto a modo de limpieza, resistencia o precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *