«Quiere hacer siempre lo que le da la gana»

Cuando escucho esta frase, intento que las mamás y papás hagáis siempre la misma reflexión:
¿Has pensado que la mayor parte del tiempo los niños hacen lo que nosotros queremos?
.
Desde que se levantan hasta que se acuestan, se pasan el día recibiendo órdenes sin oportunidad de decisión propia.
.
Se visten lo que nosotros elegimos, comen cuando les decimos, van al parque cuando les llevamos, decidimos si pasan frío o pasan calor, si se levantan, si se sientan, si ahora juega y no molestes o si ahora tienes que recoger, a bañarse que ya tienes que acostarte…. pero cuando no quieren hacer algo que nosotros sí queremos, enseguida les llamamos contestones, protestones, maleducados, tercos o incluso les ignoramos y hacemos que no les queremos.
.
¿No crees que es un poco egoísta esta postura?
.
Es completamente normal que ellos/as también quieran tomar sus propias decisiones de cuando en cuando, y que nosotros lo permitamos es algo positivo que le irá dando herramientas para el manejo de sus decisiones futuras. A continuación te detallo algunas ideas de pequeñas decisiones que les harán sentir que es tenido en cuenta.

  • Que elija su ropa un día a la semana, por ejemplo, los lunes que da más pereza levantarse para ir al cole o los viernes para finalizar la semana.
  • Que días van a lavarse el pelo.
  • A que jugar y con qué.
  • Elegir si salir a dar un paseo, ir al parque u otra opción.
  • Elegir la cena algunos días.

Ahora te invito a hacer otra reflexión pensando en que tu hijo hace lo que le dá la gana.

¿Acaso no es eso lo que quieres? No prefieres que hagan solo lo que realmente quieran hacer y no lo que otros les digan?. ¿No prefieres que respeten y hagan respetar su cuerpo?. ¿No prefieres que tomen sus propias decisiones, que busquen siempre hacer lo que aman y les apasiona, que no dependan de nadie para sentirse bien, que las críticas no les derrumben, que no obedezcan ciegamente a nada ni nadie, que sepan decir NO…?

Pues esto se consigue dejándoles ser y hacer. Ellos también tienen derecho a decidir en su propia vida. Nosotros podemos guiarles y acompañarles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *