«Se estaba portando bien hasta que llegaste»

Seguro que esta frase te la han dicho alguna vez, ya sea cuando vamos a recogerles a la escuela infantil o cuando les dejamos un ratito con los abuelos.
.
Pero, ¿porqué lo hacen?
.
Digamos que los niños/as guardan sus emociones más fuertes o las que perciben como más intensas para cuando llega mamá/papá. Sienten esa necesidad de sacarlas cuando ven a la persona que más puede entenderles.
.
Puede ser que esté cansado, que te echase de menos, que no tuviese el mejor de los días, que pasase por alguna situación de estrés o miedo… y cuando ven a su máxima figura de apego se derrumban con la necesidad de expresar todo esto.
.
Cuéntame, ¿te ha pasado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *