Como hacer plastilina casera

La plastilina casera es un remedio infalible para esos momentos que nuestros pequeños necesitan hacer algo que sea diferente. Para esos momentos de aburrimiento que nada les vale y tenemos que sacarnos de la manga cualquier invento, esta es opción que nunca falla.

Esta manualidad que voy a enseñaros es una receta en frío. Con esto quiero decir que no es necesario hornear para obtener esta plastilina.

Vamos a ello!!

Necesitamos:

  • Harina (3 pocillos o vasos pequeños)
  • Sal (1 pocillo o vaso pequeño)
  • Agua (1 pocillo o vaso pequeño)

La cantidad podéis escogerla vosotros. Yo suelo utilizar pocillos o vasitos de yogur. Siempre que sigáis esa proporción 3-1-1 no hay problema.

Con esto tres ingredientes sería suficiente para tener nuestra pasta pero yo siempre recomiento poner un poquito de aceite para que la consistencia sea mas blanda y puedan moldear mejor.

  • Aceite (2-5 cucharadas)

PREPARACIÓN

Primero mezclamos los 3 primeros ingredientes (harina, sal y agua) en un bol. una vez que tengamos todo mezclado, añadiremos el aceite poco a poco. Empezaremos con 2 cucharadas y amasamos. Añadiremos más si queremos que sea más blanda.

Consejo: no pasarse con el aceite porque si queda demasiado blanda ninguna figura se quedará con buena forma.

Opcional

  • Colorante

Si preferís que vuestra plastilina sea de colores, hacemos de esa masa varias partes y a cada una ponemos colorante alimentario del color que nos guste. Basta con amasar de nuevo y listo. Cuanto más trabajemos la pasta más repartido quedará el color.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.